Abuelita rechaza vender su casa por millones y obliga a centro comercial a construir alrededor

La verdadera historia detrás de Up tienta el sentimiento de aquel que la conoce.

Disney le cuenta la manera en que un viudo mayor llamado Russell, acompañado del boy scout que se ganó nuestros corazones con el fin de cumplir la ilusión final de su esposa Mr. Frederickson.

Esta historia no solo comienza con una de las escenas más sentimentales en la película animada, sino que también se demuestras el afecto por la casa en la cual este hombre malhumorado residió durante su vida completa. en el momento en que tratan de negociar la casa con él, él se rehusó a venderla y se negó a todas las propuestas que le legaban de esa índole.

No se conoce si estas memorias influyeron en la creación de Disney, porque ciertamente son muy parecidos. El personaje principal de este artículo es una señora de 86 años llamada Edith Macefield, quien declino una oferta de venta de su casa a una empresa que quería edificar un supermercado donde estaba el hogar de Edith.

Tal compañía procuraba adquirir el terreno a fin de realizar este proyecto, pero Macefield declinó todas las ofertas y también se negó a recibir un pago de $1 millón.

La persona encargada de la obra no pudo persuadirla de nada y se decidió por una planificación de levantamiento que rodeara la propiedad de Edith. La historia asimismo cuenta con un compañero cercano que ayuda al dueño. Barry, vecino de Edith, caminaba siempre por el barrio a fin de cerciorarse de que ella estuviera bien y que los proyectos de construcción que se estaban realizando cerca de su hogar no la dañaran.

Con el paso del tiempo, los dos se tornaron bastante íntimos y coincidían en muchas diligencias juntos, como visitar la peluquería, incluso en el momento que Edith lo necesitaba, como ir al baño, etc. le asistía con sus necesidades esenciales.

Desafortunadamente, Edith falleció en 2008 como resultado de su cáncer, pero cedió su hogar a su novio BarryBarry finalmente lo vendió por $ 300,000. lo que produjo que muchos lo criticaran, diciendo que solamente se volvió cercano de Edith por dinero.

La casa ahora se encuentra clausurada, recibe a un sin número de visitas cada año que son fanes del filme «Up» dejando miles de globos en el frente a fin de conmemorar a la Sra. Macefield.