Canadá abre un cementerio donde los cuerpos se transforman en árboles

Con la intención de disminuir la presencia de las lápidas en los cementerios y aumentar los árboles en diferentes áreas de la ciudad, los canadienses implementaron una innovadora idea Bios Park, el cual busca convertirse en un lugar que ofrece servicios sustentables para personas y mascotas que quieran ser depositados en una urna biodegradable que terminara por ser un árbol.

Es una alternativa interesante para despedirte del mundo de los vivos y seguir estando presente después de muchos años, aunque la idea surgió en Quebec, Canadá, esperan llegar a otros países.

Parte del proceso, implica elegir el tipo de árbol, por ejemplo: manzano silvestre, arándano rojo, hortensia, arce o roble; el equipo del parque se encarga del mantenimiento.

Su objetivo es muy sencillo, una gran porción de terrero se transformó en un campo para depositar las urnas biodegradables con las cenizas del fallecido, para que poco a poco surja un hermoso bosque. Más allá de dar la imagen de un cementerio, Bios Park es la opción ideal para pasar tiempo con tu familia y tu ser querido.

También puedes celebrar una pequeña e íntima ceremonia de despedida en los pabellones del lugar, pueden escuchar música, decir algunas palabras y finalmente decir adiós.

Uno de los momentos más emotivos es cuando tomas la urna en tus brazos y comienza el proceso de plantación. La directora del cementerio, Elyse explicó que es muy común ver a los familiares del difunto al día siguiente para visitarlo o cuidar del árbol.

Aunque son temas complicados de tratar, la innovadora iniciativa de Québec les brinda una oportunidad a las personas de dejar un legado ecológico en el mundo y le a la familia una forma diferente de ver la muerte.

«Le Boisé de Vie» es el primer Bios Park del mundo. Se traduce como «un bosque de vida», este cementerio ecológico ubicado en Québec está dedicado a la plantación de urnas Biodegradables .
No cabe duda que otros países del mundo deberían replicar la iniciativa, ya que puede ayudar a sostenibilidad y rentabilidad de un cementerio sin necesidad de dejar una huella que tarda miles de años en desaparecer.