Chuck Norris dejó su carrera para cuidar a su esposa. «Estuvo a mi lado todo ese tiempo».

El exitoso actor de artes marciales Chuck Norris no dudó ni un segundo en dejar todo para estar a lado de amor de su vida. Algunas personas deciden tomarse un tiempo libre lejos de la ciudad y relajarse, otros se ven obligados a hacerlo para cuidar de un familiar enfermo.

El caso de Norris parece una mezcla de ambos, tras enterarse de la enfermedad de su esposa, decidió abandonar su carrera en Hollywood y convertirse en el principal cuidador de Gena.

“Renuncié a mi carrera cinematográfica para concentrarme en Gena. Creo que este tema es así de importante”, fueron las palabras de Chuck Norris en una entrevista.

© Walker, Texas ranger / CBS and co-producers

Es recordado por varios proyectos, su experiencia con las artes marciales se remonta a cuando sirvió en la Fuerza Aérea de los Estados Unidos y estuvo una temporada en Corea del Sur. Ahora entre sus papeles más importantes, destacan Walker o Ranger de Texas.

Gena O’Kelly es 23 años más joven que el actor, pero eso no les importó para unir sus vidas en 1998 y años después tener dos hijos. Cabe destacar, que Chuck ya había estado 30 años con alguien más, procreado dos hijos y una fuera de matrimonio.

© chucknorris / Instagram

En 2013, le diagnosticaron artritis reumatoide a su esposa, pero los doctores quisieron aplicarle un medio de contraste antes de proceder a hacerle tres resonancias magnéticas. Con el pasar de los días, Gena comenzó a sentir un ardor en diferentes partes de su cuerpo.

“Estuve en la sala de emergencias por cinco o seis noches seguidas y los síntomas empeoraban, la sensación de quemazón continuaba esparciéndose por mi cuerpo”, dijo Gena.

© chucknorris / Instagram

Serían 5 largos meses de visitas y largas esperas en el hospital para Chuck, su estado de salud se deterioró tanto que no podía cuidar de sí misma. “Cuando llegaba, me preguntaban qué me pasaba y yo les decía que no lo sabía, que no me sentía bien, que sentía que me quemaba, como si tuviera ácido en el interior de mi cuerpo».

Los diagnósticos fueron muchos, algunos doctores pensaban que era cáncer, otros párkinson o esclerosis múltiple. Gena sin saber con certeza qué le estaba sucediendo comenzó a investigar por su cuenta; todo indicaba que era envenenamiento por gadolinio, una sustancia tóxica que le aplicaron antes de su resonancia.

© s_bukley / Depositphotos

Inmediatamente se dirigió al hospital para comunicarle a sus médicos su descubrimiento y ver las opciones de tratamiento. En Reno, Nevada, encontraron la solución para salvar su vida. A través del uso de medicina alternativa, recibió un tratamiento que la trajo, aunque lentamente, de nuevo a la vida.

© chucknorris / Instagram

“Cuando llegamos ahí, ella no podía tragar, por lo que había que alimentarla con comida para bebé a través de su esófago”, fueron algunas de las vivencias que contó el actor en una entrevista.

Como muchos matrimonios en una situación así, Gena y Chuck tuvieron muchos obstáculos, pero fieles a la promesa que se hicieron en el altar de estar en la salud y en la enfermedad, Chuck dejó de lado su carrera para poder atender a su esposa durante todo el proceso.

© chucknorris / Instagram

“Mi maravilloso esposo estuvo acostado en un sofá a mi lado durante todo este tiempo, e incluso me leyó 17 libros”, contó la esposa de Norris. La familia enfrentó un reto difícil, sin embargo, Gena logró salir adelante.