“Llorando y con mucho frío” pequeño caminó 3 km a la escuela porque el conductor del bus no aceptó su dinero

En Gales, un niño de 11 años quiso pagar el autobús con 5 libras escocesas pero el conductor se negó a recibirlos, por lo que tuvo que ir caminando hasta su escuela.
No todos los padres pueden llevar a sus hijos hasta la puerta de la escuela; pero eso no significa que no estén atentos a ellos. Por diversos motivos, algunos padres deben dejar que sus hijos lleguen solos a la escuela. Ya sea en transporte público o particular, en bicicleta o incluso caminando, si es que la institución no está muy alejada del hogar.

Aunque relativamente no tiene nada de malo que un niño vaya solo a estudiar, es cierto que podrían presentarse situaciones para las cuales no está preparado y resolverlas puede ser bastante difícil.

Esto fue lo que le pasó a Ashton una mañana que quiso llegar a su escuela.
En la ciudad de Conwy, Gales, el niño de tan solo 11 años tuvo que caminar poco más de tres kilómetros luego de que el conductor del autobús no quisiera aceptar el billete de 5 libras escocesas

Kelly Mercer, la madre del menor, explicó que su hijo siempre llega a la escuela gracias a una plataforma de transporte llamada Arriva. Sin embargo, aquel día, la aplicación no estaba funcionando correctamente por lo que decidió darle dinero para que tomara el transporte público.

El problema fue que la mujer no se dio cuenta que el billete que entregó a su hijo era de libras escocesas y no libras esterlinas, si bien ambas monedas son de curso legal en todo el Reino Unido.

Cuando el niño quiso pagar, el conductor no aceptó el billete y lo hizo bajar del autobús. Entonces, Ashton caminó varios kilómetros, entre carreteras muy transitadas y puentes, arriesgando su vida.

“Ashton solo llevaba dos semanas en la escuela y tiene 11 años […] Se fue caminando a la escuela que está a poco más de 3 kilómetros de la parada de bus con mucho frío y llorando”, comentó Kelly.

La mujer está muy decepcionada de la acción del conductor y contactó a la empresa pero ésta no ha respondido nada al respecto. Cualquier cosa podría haberle sucedido a su hijo durante esa larga caminata que recorrió para llegar a su destino. Pero afortunadamente, Ashton está bien.

“Ese conductor debería sentirse avergonzado de sí mismo” concluyó la madre.