Madre cree que la mejor forma para educar a sus hijos es a puños: “Si me ignoras, saldrás golpeado”

Brittney Coble considera que la mejor manera de moldear el carácter de sus cinco hijos es usar manos fuertes. “no siempre espero que me escuchen la primera vez que pregunto, pero si tengo que preguntar dos o tres veces y ya te he explicado lo que tienes que hacer, sabes que lo ocurrirá”, comento.

Cada madre sabe exactamente de qué manera educar a sus hijos, y cada una tiene su propio método particular. A pesar de ello, ciertas personas están utilizando métodos de crianza regresivos, como la violencia, que aparentan ser menos apreciados hoy en día.

Con lo dicho hacemos referencia al caso de Brittney Coble, una madre de cinco hijos de Estados Unidos, quien ha sido criticada en las redes por ciertas formas que tiene de corregir de sus hijos y las normas de su hogar. Y el problema es que, si te equivocas, siempre saldrás castigado o golpeado.

Según aclaro en un video subido a su cuenta de la red social TiktokBritney explico que sus hijos tienen que permanecer siempre atentos y hacer caso a lo que diga ella en todo momento, ya que su principal recurso en mediar palabras y lo corporal seria ya lo extremo. En el hogar esta es la regla fundamental y principal

“Número uno, como ya pueden adivinar, jodo a mis hijos. No siempre espero que me escuchen la primera vez que pregunto, pero si tengo que preguntar dos o tres veces y ya te he explicado lo que tienes que hacer y simplemente me ignoras descaradamente, vas a salir golpeado. Eso es exactamente lo que es”, expreso la madre.

Britney es más exigente con sus hijos más grandes ya que considera que los mayores deben desempeñar un papel más maduro. Las edades de sus hijos son 2, 4, 6 y 8 años, siendo el mayor de 10 años.

“Los niños de 2 y 4 años se distraen un poco, pero les doy tareas pequeñas y simplemente los redirijo si se desvían un poco. Pero mis hijos mayores tienen tareas de niños grandes. Limpian el inodoro, sacan la basura, lavan los platos, contribuyen. Y, por último, estoy criando a mis hijos como niños y a mi niña como niña, sin hacer preguntas”, especifico.

Muchos criticaron su forma de ser y a su forma de crianza drástica. Varios debatieron sus enseñanzas como correctas y, sin embargo, le recomendaron que podrían causarles problemas en el futuro.

Por otra parte, algunos se encontraban a favor de su manera de crianza.