Mamá da a luz a su hija después de 40 horas de lucha. Luego doctora mira entre sus piernas y se queda helada.

Como bien sabemos, las cosas planeadas nunca se dan como se tienen pensadas, esto aplica para todas las cosas de la vida cotidiana y otras cosas locas. En esta oportunidad, Nicole Ziesemer y su esposo Matthew, se encontraban planeando el nacimiento de su primer hijo, para que así, el alumbramiento fuese algo completamente natural y sin muchas visitas al hospital.

De momento, la pareja tenía planeado no dar a luz en la sala de un hospital, ya que habían contratado a una partera profesional, con el propósito de que su primer hijo naciera en su propia casa. Además, una de las cosas que más atención acaparó este caso, es que Nicole había renunciado a la realización mensual de los ultrasonidos. Lastimosamente las cosas no estaban saliendo como la pareja quería, ya que en el camino comenzaron a pasar cosas que cambiaron el rumbo de las cosas…

Nicole y Matthew tenían planeado tener a su hijo el pasado 30 de enero, pero el destino simplemente no lo quería de esa manera, ya que Nicole tuvo que ir al hospital al menos a un mes antes del parto planeado. De las cosas que no se esperaba el esposo de Nicole, es que su joven esposa rompiera fuentes el pasado 29 de diciembre.

Al Instante, el joven matrimonio no aceptaba lo que estaba pasando, pero no tenían más que aceptarlo todo, así que se armaron de valor y empacaron maletas para correr al hospital, pero las cosas estaban por ir aun peor, ya que quedaron atrapados en una agresiva tormenta de nieve, en la que Matthew tuvo que bajarse de su carro en varias ocasiones para despejar el camino; y así poder llegar al hospital el viernes por la noche…

Pero aun las cosas estaban por empeorar, debido a que Nicole no quería recibir ningún tipo de medicamentos ni anestesia para ayudar en el proceso de alumbramiento, pero esta decisión no duraría mucho, ya que después de 30 de horas de trabajo de parto, Nicole y su esposo tuvieron que aceptar la administración de los medicamentos.

Por suerte, 48 largas horas después, la joven esposa pudo dar a luz a su primera hija, a quien llamaron Blakeley, pero esto no es todo, ya que una sorpresa se escondía entre las pernas de la adolorida joven. Luego de unos segundos del nacimiento de Blakeley, la especialista que atendía a Nicole, al momento de extraer la placenta, comenzó a darse cuenta, que estaba saliendo otra cabeza del vientre de la joven; con esto la especialista confirmó que la esposa de Matthew estaba dando a luz a gemelos.El segundo bebé al que llamaron Cade, llegó al mundo una hora después del nacimiento de su hermana mayor Blakeley. Frente al extenuante parto, Nicole se tuvo que tomar un tiempo prudente para poder recuperarse y así poder cuidar a sus hijos.

Además, Matthew les confirmó a medios locales, que sus gemelos se encuentran muy bien de salud y que aún se encuentran muy asombrados con todas las sorpresas, Por otra parte, Nicole Ziesemer, también comentó muy asombrada y contenta.“Lo primero que pensé después de dar a luz al segundo bebé: ‘¡Oh, mierda! Necesitamos una segunda cuna, un segundo asiento para el automóvil, un segundo para todo’”, recordó la joven Nicole.