“Prometo ser la mejor madrastra que pueda”: Novia incluyó a su hijastro en sus votos matrimoniales

Vanessa Lynch, de 30 años, quería comprometerse con Henry, que tenía nueve años, después de conocer a su esposo. “Prometo amarte como si fueras mi hijo y, por último, prometo que seré la mejor esposa para tu padre”, añadió.

Entre los momentos característicos de una boda es la lectura de un juramento. Y  en este mismo momento, la pareja ofrece emotivas palabras  y  románticas promesas, donde muestran todo su amor.

Por supuesto, cada lectura de votos tiene su propio suceso, ya que cada pareja tiene su propia forma de lectura.

Hace unos días, la novia juró al hijo de su novio y conmovió al novio y a todos los que asistieron, inclusive a los niños, se convirtió en una emotiva ceremonia de matrimonio.

De acuerdo con el Daily Mail, una novia de 30 años llamada Vanessa deseaba que él se sintiera incluido en este momento especial. Allí empezó a dar un discurso directo a su esposo Craig Lynch y a Henry, el hijo de nueve años.

Sé que no estaba allí el día que viniste al mundo. No estuve allí para tus primeros pasos o tus primeras palabras, pero te prometo que estaré allí para muchas más de tus primeras experiencias, fueron las palabras de  Vanessa.

Henry y su padre, Craig, empezaron a llorar de la emoción porque esas palabras no se las veían venir de Vanessa, la cual sentía que su hijastro era como  su hijo natural.

La novia siguió el discurso diciendo lo siguiente: “prometo amarte como si fueras mi hijo y, por último, prometo que seré la mejor esposa para tu padre. También prometo ser la mejor madrastra que pueda ser para ti“

de acuerdo con Vanessa, ella todo el tiempo quiso hacer vínculos con Henry, con el fin de que  él no entendiera que “solo iba a ser una mujer con la que su padre se estaba casando“, de manera que se dispuso a agregarlo en su discurso. Por supuesto, mantuvo cuidado porque “es tímido y se pone nervioso frente a la gente“

La pareja se conoció mientras estudiaban en la Universidad de Augsburgo, y unos meses después de su primera cita, Craig le presentó a Vanessa a su hijo Henry. A partir de ese momento ha planificado cada paso de la relación con la finalidad de que una personita de 9 años se sienta parte, y así evitar hacerla sentir excluida.

Así que tomo la decisión de recorrer por el pasillo con Craig y Henry con el fin de evidenciar que estaban juntos como una familia real. El hecho de que no compartas sangre con alguien no significa que no puedas ser una familia. Todo proviene del amor que sienten por una persona y lo que se comprometen el uno con el otro“, concluyo la mujer.