“¿Puedo tomarme una foto con la novia?”: Tom Hanks se apareció en una boda y celebró con la prometida

Algunos actores son conocidos no solo por sus grandes papeles en el cine, sino también por su forma de estar fuera de cámara, ya que el público valora su humildad y disposición. Siempre vemos noticias negativas de muchas personas, pero esta vez es todo lo contrario, se trata de un hombre que brilla con amabilidad.

Hablamos de Tom Hanks, el traductor de grandes películas como Forrest Gump, Battle Royale y uno de sus últimos éxitos, Finch, donde hace todo lo posible por salvar a los robots.

Pues bien, allá en la vida real, el día de su boda, una mujer recibió una gran sorpresa cuando el actor caminaba por la calle y decidió acercarse a saludarla. La futura novia se estaba preparando para su fiesta de bodas cuando apareció Hanks y cortésmente pidió una foto con ellos.

«¡Hola! Mi nombre es Tom Hanks, ¿puedo tomarme una foto con la novia?», le dijo a la novia, Grace Gwaltney, cuando se dirigía a su celebración. Por supuesto, nadie pensó mucho en ello, y todos bajaron del auto para tomarse fotos con el actor, quien quería mejorar la vida de su futura esposa y sus amigos.

El momento fue captado por la fotógrafa que trabajaba en ese momento, Rachel Rowland, quien contó a Newsweek que todos bajaron corriendo del auto emocionados.

“Cuando sucedió por primera vez, todos estábamos confundidos y no hizo clic por un segundo. La mayoría de nosotros nos quedamos mirando en silencio por un segundo. Luego, todos estallamos en gritos”, .Por simple que parezca, ese día fue un gran detalle para todos y él fue un gran actor para estar con la novia en su día más especial.

Resultó que estaba filmando su próximo trabajo en esa ciudad de Pittsburgh: «A Man Called Otto». Así que decidió caminar por la ciudad y encontró la oportunidad perfecta. Si la boda es un buen augurio, es la presencia de Tom Hanks, no es la primera vez que lo hace, y está en otro matrimonio en octubre de 2021 para mantener feliz a esa familia.

Este hombre está hecho para repartir felicidad, delante y detrás de cámara. Su público se lo agradece.