Un hombre adopta junto a su esposo al bebé que encontró en una estación de metro

Danny Stewart hace unos años salió en  una cita con su pareja cuando sucedió algo que cambiaría su vida para siempre. Danny salía de la parada del metro cuando un paquete atrajo su la atención.

Parecía una muñeca, y extrañamente le sorprendió que algún niño dejara su juguete a un lado. Prosiguió su camino, sin embargo, de algún modo algo lo tenía inquieto por lo que tomo la decisión de devolverse y observar mejor el entorno una vez más.

“Decidí voltear una vez más y vi que sus piernas se movían. No tenía ropa y estaba envuelto en una camiseta. Tenía cordón umbilical, así que era un bebé recién nacido”, expreso Danny.

En ese momento, Danny se percató de que se trataba de un bebé. Rápidamente se acercó al bebé con rapidez y se dio cuenta de que era un niño desamparado. Danny experimento innumerables sensaciones, sin saber que hacer después.

“Traté de decirle a las personas lo que estaba sucediendo, pero nadie me prestaba atención. Llamé a la policía y de inmediato volví para estar junto al bebé”, expreso Danny.

Pero de lo que si estaba convencido es que ese bebé necesitaba ayuda, sin embargo, tenía temor de abrazarlo y llegar a lastimarlo y que le haga falta atenciones especiales. Era un tiempo en el que ninguna persona tenía un teléfono celular, así que Danny encontró un teléfono público para así llamar al 911.

Danny estaba nervioso y temblando, decidió llamar a su compañero sentimental para contarle lo que le había ocurrido. Peter Mercurio pareja de Danny llegó junto con la policía, y se quedó asombrado al ver a un hermoso bebé.

Las autoridades lo llevaron al hospital y le dijeron que el pequeño iría a una organización benéfica para los niños.

Algo verdaderamente agobiante para ellos, sin embargo, Peter supo a partir de ese entonces que tendría un vínculo muy especial con este bebé.

“De alguna manera siempre estarás conectado a ese bebé. Deberíamos contactar de alguna manera a quienes lo adopten para enviarle todos los años un regalo”, le propuso Peter a su novio.

Unas semanas más tarde, llamaron a Danny para que testificara sobre cómo encontró al bebé. El juez  le recomendó permanecer allí a lo largo de la audiencia y finalmente le consulto si estaba interesado en acoger al niño.

“Realmente no habíamos pensado en adoptar. Cuando sucedió no lo vi como una oportunidad sino como un regalo, comunico Danny.

Lo pensó, pero explicó que imaginaba que sería un procedimiento verdaderamente complejo.

Vio una hermosa conexión entre los dos, así que no podía imaginar a la juez guiándolo y ayudándolo durante todo el proceso.

En el momento en que la pareja lo visitó en su hogar adoptivo, supieron que tenían que ayudarlo. El bebé recibió el nombre de Kevin y creció feliz en un hogar lleno de amor.

Peter y Danny decidieron contraer matrimonio cuando Kevin tenía 10 años  y el matrimonio lo realizó el mismo juez, Cooper,  que supervisó la adopción.

Kevin actualmente tiene 20 años de edad  y está estudiando en la universidad. Le encanta correr maratones, bailar y  el frisbee.

El joven pasó los primeros momentos de su infancia en el piso de una terminal. Afortunadamente, se topó con la persona adecuada y padres muy cariñosos.