Un millonario construyó viviendas para la gente sin techo en lugar de financiar la boda de su hija

El sueño de muchas chicas es tener una boda gigante y lujosa cuando conocen a la persona perfecta. Shreya Munot no era diferente, a excepción por el hecho de que su padre es un rico magnate de los negocios. En 2016, su padre, Sr. Ajay Munot, quiso que el sueño de su pequeña niña se hiciera realidad el día de su boda. Él había ahorrado 15 millones de rupias (el equivalente a unos 222.000 dólares) específicamente para hacer que ese día especial fuera tan increíble como ella se imaginaba.

Sin embargo, el padre quiso hacer algo más caritativo con el dinero, y en lugar de utilizarlo todo para la boda de Shreya, el Sr. Munot decidió construir 90 casas para los desamparados en Aurangabad, India, donde viven, como regalo para su hija en su boda.

De acuerdo con el Free Press Journal, el Sr. Munot es una de las personas más ricas de la India, principalmente gracias a la reventa de trigo y tela. También es un renombrado experto financiero. Su hija nunca había insistido en una boda demasiado exagerada.

Francamente, ella no sabía qué hacer con todo el dinero que su padre había guardado para su boda.Sin embargo, recibió una gran sorpresa cuando su padre le dijo que había cambiado de opinión. Él usaría el dinero que había ahorrado para su boda para una causa diferente.

Shreya se emocionó cuando se enteró de lo que su padre había pensando. En lugar de usar el dinero para un evento de un solo día, Munot decidió usar el dinero para construir casas duraderas para los indigentes locales en su región.

Si bien gente de todo el mundo lo elogia por su generosa y sensata decisión de cambiar vidas en lugar de organizar un gran evento, la razón por la que cambió de opinión no es tan conocida.

El día de la boda de Shreya, ella se encontró con su padre en la urbanización donde había construido 90 casas antes de su día especial. Ella y su marido estaban orgullosos del trabajo de su padre cuando inauguraron oficialmente el nuevo complejo de viviendas.

Shreya dijo a The Indian Express que consideró la decisión de su padre como el «mejor regalo para su boda».
La pareja fue capaz de dar un precioso regalo a los demás que significó más que cualquier regalo que pudieran haber recibido: les dieron a 90 familias las llaves de sus nuevos hogares. Si bien las casitas no son tan pequeñas, son mansiones para las familias que han pasado años viviendo sin techo en los barrios marginales. También, finalmente, tienen acceso a los servicios básicos como la electricidad y el agua corriente.

De todas formas los novios tuvieron una gran ceremonia, ya que las casas costaron menos de la mitad de lo que el Sr. Munot originalmente asignó para el día de la boda de su hija.

¿No es increíble la diferencia que puede hacer el dinero destinado a una gran celebración para cambiar la vida de 90 familias para siempre? ¿Qué te parece este generoso acto del Sr. Munot? ¡Queremos saber lo que piensas! Asegúrate de compartir esta conmovedora historia con todos tus conocidos.